NO es discriminatorio que la mujer NO SEA SACERDOTE

Sin duda San Juan Pablo II, durante su paso por el mundo demostró su cercanía con Dios y compartió con nosotros la sabiduría que solo se obtiene cuando se ama y conoce a Jesús. Desde la década  de los 90’s el Santo respondió en la catequesis de la audiencia general (27-7-1994) a una de las preguntas más ácidas que las feministas aún siguen haciendo:

Jesús, al no conceder el sacerdocio ministerial a la mujer, no la ha colocado en una condición de inferioridad, no la ha privado de un derecho que le pertenecía, no ha quebrantado la igualdad de la mujer con el hombre, sino que más bien ha reconocido y respetado su dignidad. Al instituir el ministerio sacerdotal para los hombres, no ha pretendido conferirles superioridad, sino llamarlos a un humilde servicio, conforme al servicio del que el Hijo del hombre ha sido el modelo (cfr. Mc 10,45; Mt 20, 28).

catholic-mass-1748443_960_720

Al destinar a la mujer a una misión correspondiente a su personalidad, ha elevado su dignidad y le ha confirmado el derecho a una originalidad propia también en la Iglesia. El ejemplo de María, madre de Jesús, completa la demostración del respeto a la dignidad de la mujer en la misión que le ha confiado la Iglesia. María no fue llamada al sacerdocio, y sin embargo la misión que se le confirió no tuvo menos valor que el ministerio pastoral, más bien le era superior. (…) Misión que se ampliará en la maternidad para todos los hombres en el orden de la gracia”.

Guadalupe_original

Además, desde los años 80´s en la exhortación apostólica familiaris consortio (15-12-1981) resaltó espacios reales en los que la mujer resultaba verdaderamente discriminada: “Todavía el día de hoy, en gran parte de nuestra sociedad, permanecen muchas formas de envilecedora discriminación que golpean y ofenden gravemente a algunas categorías de mujeres, como por ejemplo, las esposas que no tienen hijos, las viudas, las separadas, las madres-solteras. Los padres sinodales han deplorado con todo el vigor posible éstas y otras discriminaciones. Por tanto pido a todos que desarrollen una acción pastoral específica más vigorosa e incisiva, con el objeto de derrotar esas tendencias definitivamente, de modo que se llegue a la estima plena de la imagen de Dios, que resplandece en todos los seres humanos, sin excluir a ninguno”.

Espacios que en pleno 2017 siguen siendo motivo de vejaciones para la mujer, y a los que se han sumado las legalizaciones del aborto causantes de que la vida de cientos de miles de niñas sea asesinada con total impunidad, la muerte indigna que retira los servicios de salud a ancianitas, enfermas terminales…, el desprecio a la mujer pobre, la madre de familia…

“La paz, se realiza respetando el orden internacional y el derecho internacional, que deben ser las prioridades de todos aquellos que tienen a su cargo el destino de las Naciones”.  

San Juan Pablo II

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s